Sulfato de Fierro

Modifica el pH del suelo, aumentando y manteniendo la acidez de éste, lo que ayuda a intensificar el color verde del pasto y prevenir la clorosis férrica producto de la falta de hierro. Recomendado para las plantas que requieren de suelos de pH ácido, como Camelias, Rododendros, Azaleas, Jazmines, Hortensias, Coníferas, entre otras.

Presentación: Bolsa de 1 Kg.